You Are Viewing

A Blog Post

Empresas gacela: ágiles, de rápido crecimiento… y en sectores tradicionales

Con una mochila ligera, que les permite adaptarse rápidamente a los cambios en el camino, y un buen equipo gestor capaz de planificar eficientemente cada una de las líneas de negocio y de anticiparse a los riesgos del mercado para crecer a un ritmo del 20% anual durante al menos tres años. Así son las nuevas empresas que se están haciendo con el mercado mundial: las empresas gacela. En contra de lo que pudiera pensarse, la mayor parte de estas empresas no operan en el sector tecnológico, ni con productos o servicios especialmente innovadores. Entre las empresas gacela identificadas en los últimos estudios, hay dos de Cantabria y no, ninguna es una TIC.

Un reportaje de Laura Velasco

Lejos de lo que pudiera pensarse por la omnipresencia y avance vertiginoso de las TICs en todos los campos de la sociedad, las “gacela” no son empresas grandes ni especialmente tecnológicas; tampoco nacen de la mano de partners gigantes ni tocados por la varita de un ‘bussiness angel’. Según el Ranking 2017 de Empresas Gacela elaborado por Iberinform el pasado mes de noviembre, las empresas españolas de reciente creación que más han crecido se centran mayoritariamente en sectores de producción tradicionales, como el comercio, la alimentación, la hostelería o la construcción. Sólo un pequeño porcentaje opera en los ámbitos más innovadores, como el e-commerce, las TIC o la biotecnología.

Iván Soto, investigador de Deusto Business School.

Iván Soto, investigador de Deusto Business School.

Ahondando en una definición que nos acerque a lo que se entiende por empresa gacela, Ivan Soto, investigador de Deusto Business School, nos apunta la clave: “El denominador común no es la tecnología. Aunque es difícil encontrar una empresa sin un mínimo de sustrato tecnológico, la tecnología no se entiende como herramienta estratégica o fuente de la principal ventaja competitiva; no es el elemento definitorio de una empresa gacela. Sino el rápido crecimiento”. De hecho, las 374 empresas gacela identificadas en el Ranking 2017 aumentaron el importe neto de la cifra de negocios el 1.090% en sólo tres años. Una subida –según apunta dicho informe– que fue rebasada en el caso de los resultados netos al 1.370% y triplicada al 3.046% en los resultados de explotación.

Para Soto, el patrón común de las gacelas, “es un crecimiento en el torno del 20% anual durante tres años”. Crecimiento que se puede medir ya sea por el número de empleados (media anual) o por el volumen de negocio. Y según la definición de la OCDE el concepto de gacela se refiere “a un conjunto de empresas, pequeñas o medianas, que tienen más de 10 empleados y que, durante tres años consecutivos, acumulan un crecimiento de su facturación por encima del 75%”. Con lo cual, el denominador común es menos de cinco años de vida con un patrón de crecimiento muy rápido de las ventas o –según Iberinform– “una cifra de negocio de más de medio millón de euros en el último ejercicio”.

Dos gacela en Cantabria

Estas nuevas empresas capaces de crecer a ese ritmo tan rápido desde su orígen se concentran principalmente en Cataluña y Madrid, con 70 y 68 empresas gacela respectivamente. En Cantabria encontramos dos: ambas basadas en sectores tan tradicionales como la industria y la construcción, creadas hace cinco años y con más de 10 trabajadores.

Gorka y Jon San Emeterio, promotores y directivos de Gey Assemblies & Services, la compañía con sede en Ramales de la Victoria que cumple las condiciones de crecimiento necesarias para ser considerada una empresa gacela.

Gorka y Jon San Emeterio, promotores y directivos de Gey Assemblies & Services, la compañía con sede en Ramales de la Victoria que cumple las condiciones de crecimiento necesarias para ser considerada una empresa gacela.

Gey Assemblies & Services es una empresa de montajes, fabricación y suministros industriales creada en el año 2012, en plena crisis del sector industrial. Al frente, Gorka San Emeterio, su padre y su hermano. Los tres trabajan en el sector y supieron hacerse un hueco en el mercado cuando peor lo estaban pasando las de su especie. “Llegó un momento en 2012 en que la empresa que estábamos fue de capa caída y nos pusimos por nuestra cuenta”. Contaban con “una trayectoria reputada, compromiso y seriedad con los clientes”. Sus cifras de negocio: 665.000 euros en 2012; 1.143.000 en 2013; 2.735.000 en 2016 y 3.000.000 en 2017.

El Grupo Acebo surgió también hace 5 años. Eran pioneros en el trabajo vertical y montaron una empresa de este tipo, porque en Cantabria sólo había dos. Al cabo de dos años montaron el Grupo Acebo para obras de rehabilitación y desde hace un año están con la tercera empresa para obra nueva y obra civil. “Hemos empezado en mitad de la crisis, cuando peor estaba la cosa, pero por como lo gestionamos nunca nos faltó trabajo, de hecho crecimos demasiado rápido”,reconoce su administrador, Diego Arozamena.

Crecer más rápido que la mayoría

Crear una empresa, primero, y hacerla crecer después. Esa es la fórmula mágica que se persigue en todo plan de negocio y que las empresas gacela han sabido aplicar. Sin embargo, convertir en negocio una idea brillante no garantiza su éxito más allá del tercer año de vida, que es el tiempo –según el INE– que no logran superar el 40% de las empresas de nueva creación. Entonces, ¿cómo logran las ‘gacela‘crecer a un ritmo superior al de la mayoría?

revista cantabria negocios revista de economia de cantabria reportajes empresas de cantabria empresas gacela grupo acebo

Diego Arozamena, gerente de Grupo Acebo, ante una de las obras que está realizando la empresa.

Aunque la casuística es tan amplia como el numero empresas gacela –apunta Soto– un reciente estudio de la Fundación Cotec ha revelado que el 6% del tejido empresarial es gacela en España, cifra bastante similar en el resto países. Para el investigador de la Deusto School la innovación es un elemento clave en el rápido crecimiento, aunque no sean empresas tecnológicas. En este caso se entiende la innovación como “fuente de ventaja competitiva y como palanca de crecimiento, aunque sea un sector tradicional. Las empresas gacela se encuentran en todos los sectores. En este sentido –añade– es necesario romper el mito que identifica empresa gacela con start up”. Las empresas gacela son, por tanto, capaces de crecer por encima del sector, aunque sea un sector en declive: “Son capaces de invertir esa tendencia”, apunta el investigador de Deusto Bussiness School.

Gey Asseemblies & Services nació en 2012. “Había todavía crisis también en la industria y fue una oportunidad, un detonante… en cierto modo nos ayudó porque había menos competencia… las demás iban cerrando”. La eficiencia de su equipo humano es –según Iberinform– otra de las claves de un rápido crecimiento. Saber rodearse de un equipo humano de calidad y de gestores proactivos, capaces de anticiparse a los riesgos del mercado. “Lo que hemos visto –señala Gorka San Emeterio– era que las empresas que tenían unos gastos fijos muy grandes, con plantillas de mucho personal, se han ido endeudando cada vez más hasta cerrar porque no había trabajo para mantenerlo. Nosotros –añade– no teníamos esas cargas que arrastraban empresas del mismo sector, ya que empezamos con gastos fijos pequeños y contratos temporales que después han pasado a ser fijos”.

Para Diego Arozamena la clave está en rodearse “de gente buena, contando con profesionales” y paralelamente en “saber volver a bajar otra vez el escalón cuando lo necesitas. Lo más difícil en pleno crecimiento –continúa– es cuando estamos a mitad de escalón; no te puedes permitir ciertas cosas, estás muy apretado y el trabajo te llega a superar porque no te puedes permitir tener unos medios auxiliares… lo pasas mal pero cuando das el paso hacia arriba lo tienes todo muy bien otra vez. Es necesario planificarlo bien para que cuando vengan mal dadas no tengas que cerrar”. Como complemento con unos directivos/propietarios que sean capaces de detectar hacia dónde va el mercado y qué tendencia se va a imponer no sólo en su sector se puede tener, según Iván Soto, un plus de crecimiento.

Finalmente, otro de los factores claves que detecta el Ranking 2017 de Empresas Gacela es el significativo incremento de sus márgenes comerciales y las mejores condiciones de cobro. En este sentido es muy representativo el hecho de que el margen sobre ventas conjunto de las empresas gacela en España pasase del -1,7% en 2012 al 4,1% tres años después; o que el plazo medio de cobro se redujo de casi cuatro meses en 2012 a mes y medio; y las ventas por empleado se duplicaron en este trienio a pesar de que todas aumentaron sus plantillas.

En el caso del Grupo Acebo, la empresa echó a andar en mitad de la crisis “cuando peor estaba la cosa, pero por como lo gestionamos nunca nos faltó trabajo, de hecho, crecimos demasiado rápido. Montamos la SL y en tres meses teníamos 5 obreros, al año teníamos 12 hasta llegar a tener más de 30 en cinco años”. En el caso de Gey Assemblies & Services hay 32 trabajadores fijos con una plantilla de 90 personas para trabajos por obra.

La financiación, una barrera, pero menos que para una ‘star up’

Junto a estos aceleradores, existen una serie de inhibidores que pueden lastrar la carrera hacia el éxito de una gacela. La financiación es una barrera muy importante para todas las empresas que nacen. Sin embargo, aquí es donde se establece una de las diferencias entre ‘start up’ y gacela. A pesar de que en ambos casos carecer de financiación puede constreñir el camino ascendente, para Iván Soto “las gacelas suelen tener más estructura y ‘track record’ de clientes que la mayoría de las start up cuando arrancan. La ‘start up’ parte de cero, en un escenario muy incierto lo que hace que puntúen muy bajo en los baremos de calidad crediticia de los bancos El hecho de que la empresa gacela ya tenga un modelo de negocio validado y de rápido crecimiento en ventas favorece no solo que el proyecto sea más bancable, sino que también se autofinancie”.

En Grupo Acebo se enorgullecen de no haber tenido que contar con financiación ni con bancos: “Según hemos ido haciendo dinero hemos ido creciendo”. Empezaron en un local pequeño hasta llegar a comprar una nave, “con el dinero que se ha ido haciendo con el trabajo se ha ido avanzando”.

Al igual que Iberinform y otras consultoras, Informa también ha publicado este año su propio estudio sobre empresas gacela, en el que compara tres tipos de empresas: Empresas de Comparación: que dispongan de cuentas anuales para los ejercicios 2012 a 2015, con un mínimo de 10 empleados en 2012 y una facturación mínima de 500.000 euros en 2015. De alto crecimiento: las mismas características de las empresas de Comparación pero con un crecimiento interanual del 20% o del 60% entre 2012 y 2015. Gacela: con las características de las empresas de Alto Crecimiento pero con una fecha de constitución posterior a 2011. En los gráficos que aparecen sobre estas líneas puede verse la distribución sectorial y geográfica de cada una de ellas, según se recoge en el citado estudio de Informa.

Al igual que Iberinform y otras consultoras, Informa también ha publicado este año su propio estudio sobre empresas gacela, en el que compara tres tipos de empresas: Empresas de Comparación: que dispongan de cuentas anuales para los ejercicios 2012 a 2015, con un mínimo de 10 empleados en 2012 y una facturación mínima de 500.000 euros en 2015. De alto crecimiento: las mismas características de las empresas de Comparación pero con un crecimiento interanual del 20% o del 60% entre 2012 y 2015. Gacela: con las características de las empresas de Alto Crecimiento pero con una fecha de constitución posterior a 2011. En los gráficos que aparecen sobre estas líneas puede verse la distribución sectorial y geográfica de cada una de ellas, según se recoge en el citado estudio de Informa.

Para Gorka San Emeterio fue fundamental no tener que solicitar créditos a los bancos durante la crisis “Lo bueno que tenemos es que cuando baja el trabajo podemos bajar, si nos hubiésemos metido en el banco lo hubiéramos pasado muy mal”. Desde Gey Assemblies & Services reconocen que la financiación fue una de las principales barreras cuando decidieron montar la empresa familiar. En el comienzo “fue lo más difícil. Nos hemos ido arreglando sin buscar financiación ajena, siempre hemos trabajo con recursos propios. Y al principio tienes que invertir todo tu dinero y patrimonio hasta que vas levantado cabeza”.

Las barreras legales: burocracia e impuestos son ­–según apuntan en la Deusto School– otros inhibidores de crecimiento para las empresas gacela. Creen que España tiene un sistema impositivo que penaliza a la pequeña empresa, al igual que la burocracia porque tienen menos medios con los que lidiar. “Fiscalidad y burocracia son trabas comunes a todas, pero las gacelas en cuanto a pequeñas -concretan- tienen que concentrarse mucho en el rápido crecimiento y puede ser disfuncional”.

Mantenerse en el ‘top’

Y alcanzado el éxito, ¿cómo mantiene la empresa gacela esa ventaja competitiva? Para entenderlo, antes es necesario apuntar que la empresa no tiene por qué nacer cómo “gacela” ni desaparecer cuando deja de serlo, teniendo en cuenta el ritmo de crecimiento del 20% anual continuado en el tiempo. El entramado empresarial es tan rico y variado que una empresa pasa por diferentes estadios tipológicos a lo largo de su vida.

“Lo normal –dice Soto– es que la mayoría sean empresas gacela durante un periodo y luego dejen de serlo, no cierran, pero crecen a un ritmo más modesto”. Y mientras está en la fase de crecimiento la empresa tiene que ir anticipándose a los siguientes pasos… “y es muy complicado porque sacar tiempo y dedicación para pensar en el siguiente paso cuando todavía estas creciendo a ese ritmo… el día a día te come“. De nuevo la gestión proactiva, es, por tanto, determinante.

Después de cinco años de trayectoria en Gey Asseemblies & Services “la perspectiva que tenemos es de crecimiento, pero ahora no es tan alta”. Esperan llegar a los 3 o 3,1 millones de euros de facturación, creciendo menos que años anteriores. En el Grupo Acebo van a abrir una nueva sede en Santander y van a comenzar con una línea dedicada a obra nueva, además de expandirse por Bilbao. “La verdad es que este año no quiero subir mucho más al final es demasiado, atender lo que tenemos y atenderlo bien”.

Si volvemos al inicio del reportaje y nos atenemos a la definición de empresa gacela en el momento que su facturación baja de ese incremento del 20% anual, ya no sería empresa gacela. Según Iván Soto “una empresa con una trayectoria puede ser varias veces gacela pero es imposible que una empresa gacela sea siempre gacela. El reto está en tratar de serlo cuanto más años”.

Leave a Reply